Terrorismo legalizado. El estado español paga a Ferrovial y Eulen también para colocar concertinas

concertinaLa periodista Eva Belmonte, a través de su blog, El BOE nuestro de cada día, ha informado sobre las contrataciones para gestionar y garantizar lo fascista de las vallas de las fronteras de Ceuta y Melilla. La revista el observador también se hizo eco de las contrataciones: Ferrovial se encarga del paso fronterizo ceutí y EULEN del melillense. Esta última es una empresa con presencia internacional y de origen vasco a la que el ayuntamiento de Málaga contrató para que cuidara las antiguas palmeras del Paseo del Parque. No pudo o no supo y las palmeras se murieron. Reproducimos el texto que se ha difundido desde Cruz Negra Anarquista.

Sigue leyendo

La Iglesia quiere exprimir al máximo el negocio de la pobreza

El Opus promueve la Fundación Compromiso Empresarial, para convertir a los pobres en clientes
images
Que la Iglesia siempre ha hecho negocio crematístico y espiritual con la pobreza es de perogrullo. Los bancos de alimentos, las donaciones a la caridad que luego engrosan las arcas de los obispados, el robo de las cuentas corrientes de los viejos que son atendidos por las instituciones religiosas… Pero además, toda la artillería pesada de la propaganda católica se cimienta sobre la ayuda al pobre como razón de ser. Por eso vemos los templos llenos de ornamentos de oro y plata y los registros de la propiedad con miles de fincas a nombre de la institución que heredó el Imperio Romano.
Pero la Iglesia Católica quiere más y ha dado otra vuelta de tuerca. Para hacerlo con rigor acude al Opus Dei. Javier Martín Cavanna,  es el presidente de la Fundación Compromiso Empresarial, una entidad que pretende convertir a los pobres en clientes. Este economista, vinculado a la Universidad de Navarra y a la secta de José María Escrivá de Balaguer, está impartiendo con su fundación una cultura aparentemente neutra y economicista que quiere hacer ver a los empresarios las oportunidades que la pobreza pueden aportar al negocio.
En resumen, la tesis que defiende es “hacer negocio con los pobres” y no es mala idea porque es un mercado con más de 4.000 millones de clientes, que son las personas que disponen de una renta inferior a los 1.500 dólares anuales, lo que equivale a decir que sobreviven con menos de cuatro dólares al día. Pues la citada fundación ha organizado, entre otras, una jornada titulada  Cómo hacer negocios en la base de la pirámide, destacando las ventajas de este “mercado”.

Sigue leyendo

Los bancos de alimentos, el gran negocio de la Iglesia y las grandes empresas

La caridad une al Opus con entidades financieras, grandes empresas trasnacionales y aseguradoras privadas. Es el Think Tank, donde el gran capital pergeña su estrategia futura, negocios enmascarados como iniciativas solidarias ocupan un lugar destacado.

En los últimos tiempos la intensificación de situaciones de miseria causados por la crisis financiera ha disparado el nacimiento de los bancos de alimentos, controlados en su mayoría por el Opus Dei. Se trata de un ingenioso método para obtener beneficios a costa de los pobres y, de paso, transmitir la ideología del poder y evitar que los desheredados de la tierra analicen las causas de esa miseria y se organicen y luchen contra el sistema económico y político. En este artículo de M. del Val publicado por Alerta Digital nos relatan las claves de ese negocio.

Más sobre el tema: entrevista en CNT con Julio Reyero:  “La caridad actúa como anestésico de la contestación social”

…………………………………

José Antonio Busto Villa. Presidente de FESBAL. Supernumerario del Opus Dei.

José Antonio Busto Villa. Presidente de FESBAL. Supernumerario del Opus Dei.

La gran convocatoria de la caridad celebrada los días 29 y 30 de noviembre de este año (2013) por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) pretendía llevar a cabo “La gran recogida de alimentos 2013″. Como podemos leer en la web habilitada para la campaña, su principal objetivo era luchar contra el hambre y el despilfarro mediante el trabajo de voluntarios y entidades colaboradoras, entre las que encontramos bancos, grandes supermercados, medios de comunicación o incluso empresas de seguros privados.

Sigue leyendo