Gira de propaganda por Galicia del grupo Higinio Carrocera

Invitados por los compañeros del Grupo de Acción Directa de la FAI de Vigo y por la FAI galaica, el grupo Carrocera acudirá este mes a tierras galegas a presentarse y a dar charlas sobre la especificidad anarquista.

ggggvdgbdtDel 24 al 26 de julio varios integrantes del grupo anarquista de Asturias Higinio Carrocera realizarán una gira por varias localidades de Galicia, acompañados por compañeros de la FAI galaica. El objetivo es explicar a los asistentes las razones de la especificidad anarquista, aunque se aprovechará para dar a conocer a nuestro grupo y sus actividades y acciones. También se hablará de nuestros cuadernos subversivos Fesoria (aprovecharemos para presentar el último número, el 3, a punto de salir). Las charlas servirán además para informar de la Colectividad Valemás de Asturias, dado que algunos de los miembros del grupo son integrantes de la misma. Esta gira se hace en colaboración con varios sov de CNT de Galicia.

Sigue leyendo

Gira de propaganda por Galicia del grupo Higinio Carrocera

Invitados por los compañeros del Grupo de Acción Directa de la FAI de Vigo y por la FAI galaica, el grupo Carrocera acudirá este mes a tierras galegas a presentarse y a dar charlas sobre la especificidad anarquista.

ggggvdgbdtDel 24 al 26 de julio varios integrantes del grupo anarquista de Asturias Higinio Carrocera realizarán una gira por varias localidades de Galicia, acompañados por compañeros de la FAI galaica. El objetivo es explicar a los asistentes las razones de la especificidad anarquista, aunque se aprovechará para dar a conocer a nuestro grupo y sus actividades y acciones. También se hablará de nuestros cuadernos subversivos Fesoria (aprovecharemos para presentar el último número, el 3, a punto de salir). Las charlas servirán además para informar de la Colectividad Valemás de Asturias, dado que algunos de los miembros del grupo son integrantes de la misma. Esta gira se hace en colaboración con varios sov de CNT de Galicia.

Sigue leyendo

Sobre la especificidad anarquista

cropped-sinaida.jpgCreemos que quienes se consideran anarquistas, y son a su vez militantes del anarcosindicato, de otros colectivos u organizaciones anarquistas o de afinidad anarquista, sabrán mejor que nosotros dar respuesta a las preguntas que estimamos mas oportunas para abordar la cuestión de la especifidad anarquista, y que no son otras que: ¿qué es la especifidad anarquista? ¿porqué es necesaria?, ¿debo militar en alguna organización específica de la península iberica? .

Para nosotros, aparte de reconocer como específicas a tan solo dos organizaciones en la península ibérica, FAI y FIJL, debido esto al soporte histórico que avala tal reconocimiento; la denomimada especifidad anarquista es una cuestión moral y de gran relevancia práctica, pues entendemos que es indispensable para el buen desarrollo del anarcosindicalismo y la organización social que defendemos, de tipo radicalmente emancipatorio. Como anarquistas debemos tener y defender un criterio anarquista, y aquel debe abundar en ciertos principios y fines.

Pasamos ahora a reflexionar sobre tres cuestiones transversales que nos servirán para elaborar y dejar entrever un una pequeña reflexión sobre los pilares sobre los que entendemos que se debe edificar la denominada especifidad anarquista, y que no es mas que la propia forma de pensar y actuar que tiene la militancia de ciertas organizaciones. Queremos con estas líneas visibilizar y acercar nuestras ideas a aquellos militantes anarquistas que muestran cierto interés por ellas, pues nos interesa acrecentar ese interés y fomentar la síntesis anárquica que obra en el seno de nuestros planteamientos y actos, asi como el fomentar el crecimiento de nuestra organización.

Anarcosindicato:

Dejemos claro, primeramente, que a nuestra organización no le incumben los problemas o circunstancias del anarcosindicato ni plantea esta ningún tipo de posicionamiento ante las mismas. No obstante, nosotros opinamos libremente haciendo uso de nuestra capacidad de pensamiento.

Cuando actúan en la organización obrera ciertos vicios ajenos a nuestra idea de orden, el criterio anarquista debe imponerse colectivamente frente a las fuerzas burócratas y el delegacionismo de cierta filiación (no diremos militancia). Decía Isaac Puente, hablando de la organización económica en su obra-Comunismo Libertario y otras proclamas insurreccionales- que tanto un consejo como un comité eran gérmenes de autoritarismo y focos de dictadura, así como nidos de burócratas.

No plantearemos hoy por hoy ningun tipo de teoria sobre la denominada trabazon anarquista de los años 30, pues seria un absurdo dada la escasa presencia social de nuestras organizaciones. Lejos nos quedan aquellas palabras de Rudolf Roquer en
-Anarquismo y organización-: “…Los anarquistas españoles siempre estuvieron hondamente arraigados en el movimiento obrero, cuya eficacia espiritual y organizadora intentaron siempre acelerar con todas sus fuerzas y en cuyos combates ocuparon siempre las primeras filas…”.

No obstante lo anterior, nosotros, que rechazamos el cortoplacismo, creemos que es necesaria la práctica del criterio anarquista específico en el seno del anarcosindicato, en aras de fomentar una crítica racional y coherente, a tenor de los males que acechan a la organización obrera anárquica. En este punto nos paramos, ya que no queremos fomentar susceptibilidades innecesarias.

Terminamos este epigrafe afirmando que es necesaria la presencia de elementos anarquizantes en el seno del anarcosindicato, y que estos son los militantes que hacen gala del mejor criterio y militancia responsable al no desviarse de los principios, tácticas y finalidades de su/nuestra organización obrera.

Sociedad:

Cualquier persona partícipe de los tan numerosos movimientos sociales actuales afirmará comunmente que la politica, la ley, o el estado en general, no son herramientas ni garantes de la justicia social que dicen defender; pues son tantas las contradicciones argumentales de los apóstatas del estado, y tantas las consecuencias de su capacidad decisoria sobre nuestras vidas, que creer lo contrario casi supondria un acto de fé. “Acostumbrar al pueblo a delegar en otros la conquista y la defensa de sus derechos, es el modo más seguro de dejar vía libre al arbitrio de los gobernantes”, E.Malatesta.

Aunque saboreamos las nuevas mieles del capitalismo, pobreza generalizada, desempleo, desajuste entre la ciencia y su utilidad social etc etc. Quizás no sea suficiente esto para empezar a plantearse la viabilidad de construir otro orden, o será que se ha perdido eso que algun@s llamamos conciencia de clase, y es que no existe lo que queremos entender por clase obrera (conciencia y práctica colectiva de, por, y para la clase).

Y es que la sociedad es en parte un ente psicológico colectivo, lleno de temores y esperanzas, y de aquellos sueños que les ha infundido el capital bajo el amparo de la noche mas tortuosa que eclipsa el desarrollo de los valores humanistas. Los siglos de estatismo han dejado huella en el subconsciente colectivo de las sociedades modernas, que bien podríamos tildar de ciudadanistas.

Sin duda, la ciudadanía es la nueva clase obrera que originó los ideales y organizaciones obreras y anarquistas, pero carece la ciudadania de conciencia sobre su realidad económica en tanto en cuanto no se asume como clase obrera sino como un actor socioeconómico que asume la supuesta necesidad del estado para defender sus derechos, unos derechos civiles legislados y alejados del criticismo racional que supone el cuestionar la legitimidad del estado o toda forma de gobierno, para obrar eticamente sobre nuestras vidas, pautándolas, legislándolas, sacrificándolas, empobreciéndolas…

Identificamos como origen de todos los males mundiales a la realidad económica del capital y a nuestra realidad de explotados y oprimidos por su sistema social, político y economico; por ello empleamos el termino obrero, asumiéndonos como tales. Pero rechazamos el de ciudadano ya que negamos la supuesta legitimidad del estado para obrar sobre nuestras vidas imponiendonos su sistema económico.

Decía Anselmo Lorenzo en un artículo de la revista Timón, algo asi como que “los trabajadores no hacen unidad para ser cantidad”, y he ahí la cuestión, no queremos formar parte de ninguna marea ciudadana, o asambleas masivas que no conducen a ninguna parte, tan solo queremos ser l@s protagonistas de nuestras vidas de una manera integral, pues tan solo gestionando directamente cada aspecto de nuestras necesidades individuales y colectivas, lograremos el fin último que radica en el seno de nuestra idea libertaria, la emancipación intergral de la sociedad.

La retorica ciudadanista es el apéndice del pensamiento estatista y democrático, nada tiene que ver con el concepto de clase obrera. Esto es un hecho, como observamos en las protestas masivas de hoy dia, en las que se abandera aquello del saber estar, el civismo, la resistencia pasiva y un largo etcetera de vácuas estrategias de lucha.

Bien decia Bakunin, en los -Escritos de filosofia politica- “…Ciudadanos y esclavos, es decir, obreros a la fuerza, esclavos no de derecho, pero sí de hecho…”. Cierto es, si defendemos la justicia burguesa, y si la hacemos nuestra, las batallas que vendrán adolecerán de ciertas visiones estatistas, pues están contaminadas de toda la moralina defensora del estado, el capital y, finalmente, la explotación que padecemos.

Movimiento libertario:

Creemos que cada persona debe experimentar libremente la práctica de las diversas organizaciones anarquistas o de corte anarquista existentes, procurando enriquecerse y asimismo desarrollar libremente sus capacidades. Asumimos como necesarias y propias de la cultura libertaria, aquellas iniciativas que, asumiendose como anarquistas, llevan a cabo una labor social anarquizante y surjen de los principios y tácticas que comúnmente identificamos los y las ácratas como propias de la idea.

Por ello, nos son afines diversos espacios, y entendemos como asumibles muchas actividades encaminadas al desarrollo de ciertos modos de vida emancipados del capital, de tipo cultural, o que tienden a la defensa de la autogestión de las multiples facetas de la vida social.

No podemos descartar ni ir contra quienes asumimos como anarquistas, si bien es cierto que nosotros entendemos que, a efectos prácticos, es necesario el llevar a cabo una síntesis entre las diversas manifestaciones organizativas de tipo anarquista, y los fines que entendemos que deben defender u apoyar de algun modo quienes se asumen como ácratas: la revolución social.

No entraremos tampoco en cuestiones relativas a la ideologia anarquista, ya que no nos parecen productivas las disensiones doctrinales ni las subcategorizaciones o aparcelamientos del ideal ácrata. Esto es, entendemos que los desarrollos idearios y prácticos, sin duda provechosos, asumibles y defendibles, no deben suponer un cerramiento ni aparcelación o rechazo de las dimensiones y el origen de la idea, moral, obrero y social.

Por ello animamos a desarrollar una militancia abierta, teniendo siempre en cuenta que muchos materiales y posturas ideologicas son en si convergentes.

Al asumir la existencia de unas convergencias ideológicas o prácticas, nos topamos ante la necesidad de llevar a cabo una puesta en común de toda la riqueza anarquizante de nuestra cultura. Por nuestra parte tan solo podemos decir que defendemos como propios muchos desarrollos e inquietudes anarquistas actuales, pero entendemos que para que esa riqueza sea de provecho social y pueda desarrollarse en una sociedad libre, debemos afrontar paralelamente una lucha concreta, de tipo económico y tambien social, y a falta de un medio mejor, el eje vertebral de nuestra lucha económica es el anarcosindicalismo.

No obstante lo anterior, no obviamos las virtudes que el desarrollo de otras formas de organización obrera pudiesen traer (asambleas obreras), es más, debemos tender a desarrollarlas, pero obrando siempre la confluencia práctica de las mismas, en aras de favorecer, como ya hemos repetido en tantas ocasiones, la emancipación integral de la clase trabajadora.

Esperamos que estas sencillas ideas hayan servido para dilucidar un poco en que se basa esa atribución que llaman especifismo, y que nosotros tan solo entendemos como nuestra forma, mejor o peor, de pensar y actuar.

“[…] El anarquismo nació de la rebelión moral contra las injusticias sociales. […] Y cuando algunos[…]se propusieron abatir al Estado y a la propiedad, nació el anarquismo”(E. Malatesta)

Grupo Accion Directa-FAI

Acción directa: por si alguien todavía no sabe lo que significa este concepto



images (1)

“Cada persona que alguna vez haya planeado hacer alguna cosa, y fue y la hizo, o que haya presentado un plan a los demás y ganado su cooperación para hacerla con ellos, sin tener que dirigirse a autoridades exteriores a pedirles que por favor la hicieran por ellos, ha sido practicante de la acción directa. Todos los experimentos cooperativos son esencialmente, acción directa. Toda persona que alguna vez en su vida haya tenido que resolver una diferencia con otra persona, y se haya dirigido directamente a la otra u otras personas involucradas para resolverla, ya sea de manera pacífica u otra, era un practicante de la acción directa.” -Voltairine de Cleyre

La acción directa es la base de toda acción que se reclame anarquista. Los libertarios, parten del supuesto, de que la acción de lucha, resolver un determinado problema y, en general, toda cuestión o problemática que surja en nuestra vida cotidiana debe ser abordado por los propios implicados. La acción directa es por tanto el ejercicio de la libertad y la responsabilidad de un individuo o un colectivo de personas que deciden solucionar sus propios problemas sin delegar en nadie ajeno al propio conflicto. En contraposición a la acción directa, se encuentra la “acción política” o “mediada”. Esperar que otros solucionen tus problemas (liberados sindicales, parlamentos, políticos, representantes de alumnos, instituciones…) supone renunciar a tus propias capacidades y dejar que otros decidan por ti.

 

La acción directa suele ser vinculada con grandes disturbios u otras acciones que revistan un alto grado de violencia. Es una interpretación errónea, creada desde el poder para desprestigiar el concepto y al anarquismo. La acción directa puede ser desde realizar un sabotaje en un conflicto sindical hasta solventar una disputa con nuestro vecino a través del diálogo y la comprensión sin recurrir a terceros (policía, jueces, etc.). La acción directa por tanto, hace a quien la emplea un ser responsable y consciente de sus propias capacidades. Engrandece y desarrolla las capacidades de aquellos que la emplean y les hace comprender que no necesitan de guías, líderes o “vanguardias” que marquen como deben actuar o que les solucionen sus problemas. La acción directa es una herramienta de los oprimidos para liberarse del yugo de los opresores a la vez que forja a individuos plenos, responsables y conscientes.

Grupo Acción Directa FAI