Una visión autocrítica del anarquismo ibérico contemporáneo

BanderaAnarquampiacutea_533La situación actual del anarquismo en Iberia es realmente preocupante.  No por su falta de presencia, sino por su falta de acción revolucionaria.  Nos auto-complacemos con ligeros aumentos de militancia, casi insignificantes en relación tanto a la situación de la sociedad como tanto en relación a nuestros objetivos como anarquistas.  Pero a pesar de este aumento de grupos y sindicatos anarquistas, la represión del Estado y de la burguesía y su patronal sigue en aumento y parece no encontrar desde el movimiento anarquista una respuesta adecuada a las exigencias de la historia que nos ha tocado vivir. 

Uno de los principales problemas es, a nuestro entender, que los propios anarquistas no nos creemos la Revolución Social.  Sí, reconocemos la historia y se defiende el Ideal anarquista, desde unos lugares con más suerte que desde otros, pero ni siquiera nosotros mismos estamos convencidos de que la Revolución es necesaria aquí y ahora.  Nos vemos inmersos en una situación en la que el futuro es ahora mismo.  No podemos pensar ya a largo plazo, porque puede que no lleguemos a ese largo plazo: el pobre es cada vez más pobre y el rico cada vez más rico, y mientras pensamos en hacer una pedagogía ecléctica y superficial sobre aspectos varios porque los consideramos importantes (como talleres de cultivo ecológico, construcciones ecológicas, autogestión, o actividades basadas más en la teoría que en la práctica, en el pasado que en la actualidad, etc.), mientras tanto, repetimos, estamos dejando de lado la Revolución que tanto predicamos, la alejamos cada vez más de nosotros en el horizonte al presentarla como un objetivo de futuro porque el presente lo ocupamos educándonos para recibirla o realizarla llegado el momento.  Pero el momento no llega, se crea.

Sigue leyendo

Anuncios