Libertad para Francisco Javier Solar, preso anarquista en Asturias

Exigimos la libertad de Francisco Javier Solar, prisionero político del Estado en la cárcel de Villabona (Asturias). A Solar y a su compañera Mónica Caballero se les acusa sin pruebas de pertenecer a una organización “terrorista”.

Sigue leyendo

Anuncios

Democracia representativa, ritual, estado y poder político

Articulo del grupo Tierra de la FAI en donde explica el surgimiento de ‘Podemos’

votar-300x160El capitalismo, el contrato social y el estado moderno

Las bases económicas y políticas de los estados modernos fueron ideadas en un principio por aquellos ilustrados que querían establecer un nuevo sistema económico y político que rompiese con el orden absolutista monárquico, y conducir a la humanidad a nuevos campos del desarrollo social, económico, político y científico. Libertad, igualdad y fraternidad fueron los lemas de la revolución francesa, Tout pour le peuple et par le peuple (“Todo para el pueblo y por el pueblo”) de los Jacobinos y Government of the people, by the people, and for the people (“Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”) de Abraham Lincoln como base de la creación de los Estados Unidos, primer parís cuya constitución se basa en los principios liberales.

Sigue leyendo

Las luchas empujan al pueblo

apoyo_mutuoY pasaron las elecciones. La abstención masiva ha quedado eclipsada por el inesperado reparto de votantes entre las fuerzas electorales, y no digamos ya por la noticia del recambio de Rey de España. Tertulias, editoriales, sesudos análisis en webs de contrainformación y debate, comentarios a todas horas… El parlamentarismo es un árbol que nos está escondiendo un bosque. Porque detrás de lo electoral, hay mucho más. No olvidemos que los resultados que puede arrojar una votación no es más que el reflejo borroso de las fuerzas existentes en la sociedad, y eso es lo que está cambiando.

Sigue leyendo

Ha ganado la abstención

votar-300x160Nuevamente la abstención ha ganado en unas elecciones. A pesar de la intensa y hostil campaña mediática y de todas las opciones políticas que creen en la participación en las instituciones a través de los partidos (izquierda y derecha), la abstención sigue creciendo.

Las cifras de abstención han ido experimentando en España un incremento progresivo desde 1987, especialmente en los comicios europeos. Esta tendencia  ha suscitado numerosos análisis, cuyas conclusiones dependen del enfoque del autor. Lo cierto es que el paro, el desencanto con la política, la lejanía de las instituciones europeas, el escepticismo ante la posibilidad de controlar realmente la acción política… son elementos que cuentan.  Pero también hay que decir que cada vez son más las personas que empiezan a ver que el sistema parlamentario representativo es una farsa que solo sirve para dar legitimidad popular a un poder económico y estatal cuyos intereses se oponen a los de los ciudadanos y trabajadores.

El poder y los que aspiran a él tratan de demonizar  la abstención, quieren acabar con ese fantasma que hay que desterrar, que atenta contra la participación, que es lesivo para la democracia. Pero, y a pesar de la propaganda del pensamiento único,  lo cierto es que esta opción nunca ha tenido más partidarios que ahora. Y no todos se quedan en casa porque prefieran ver el partido, muchos se abstienen como una legítima forma de expresar que rechazan unas  instituciones en donde la participación es una mera comedia en la que los llamados representantes de la soberanía popular deciden sobre sus vidas y se llevan el rendimiento de su trabajo a través de impuestos, tasas, multas y sanciones.

Es legítimo no creer en el Estado. Es legítimo no creer en el Rey ni en sus Cortes. Es legítimo aspirar a una nueva sociedad organizada de abajo arriba, horizontalmente, sin gobernantes ni gobernados, en donde  la gente sea  dueña de su destino y se autogestione libremente y sin intermediarios en aquello que le afecta en su ámbito de trabajo, familiar, social, cultural, o educativo.

El poder demoniza la abstención porque lleva dentro de sí el germen del cambio social y político, sin partidos y sin gobiernos. Los que creen en esa otra manera de organizar la sociedad han sido excluidos  como apestados. Pero están ahí y son una opción política legítima, aunque no se expresen a través de las urnas ni de los parlamentos, que ahora se presentan como la única forma posible de organización social cuando en realidad apenas tienen poco más de 200 años de existencia, apenas una gota en la larguísima historia de la humanidad.

Lo hacen diariamente y en distintos ámbitos: en asambleas de barrio y de trabajadores,  en la acción directa, en actos de solidaridad y de apoyo mutuo, en colectivos autogestionados,  en el intercambio libre de productos y servicios sin dinero, en grupos de consumo directo sin intermediarios que favorecen a productores locales, en  colectividades, cooperativas, escuelas libres, talleres de lectura y reflexión, sextaferias y andechas, redes familiares de apoyo…

Esa sociedad ya existe, interviene socialmente  y actúa políticamente, aunque su visibilidad sea nula en los medios de comunicación de masas. Su expresión en los comicios electorales es la abstención activa y muchos de ellos tienen convicciones políticas, participan, proponen, reflexionan, critican, se movilizan… al margen de las instituciones del Estado y del capitalismo. Creen que la sociedad necesita estar autoorganizada pero no gobernada.

Los poderosos temen a la abstención y harán lo posible por acallarla. Ya se empiezan a atisbar movimientos en ese sentido. Tertulianos,  medios de comunicación y políticos profesionales hablan, analizan y publican sesudas reflexiones en las que abundan en la necesidad de cambiar la legislación para que el voto sea obligatorio y evitar así “la lacra de la abstención”, como ya ocurre en Bélgica, Chipre, Grecia y Luxemburgo.

Pueden promulgar leyes y reales decretos, imponer normativas y reglamentos, sancionar y encarcelar para que todos seamos “demócratas” a su manera, pero no pueden impedir que la gente piense por sí misma y actúe conforme a sus creencias y sus intereses. La España de la abstención existe y tiene un proyecto mucho más ambicioso que el de conseguir un representante en el parlamento europeo. Su sueño no cabe en una urna ni en un escaño.

Publicado por Fernando Romero en Atlántica XXII

Vota, pero escucha

Hay textos que no pierden ni un ápice de actualidad. Es un ejemplo este artículo histórico militante anarquista Ricardo Mella, publicado en Gijón en 1909

ricardomella1Tuve, en vísperas de las pasadas elecciones, la humorada de asomarme al paraíso de cierto teatro donde se celebraba un mitin electoral. Era para mí un espectáculo nuevo en el que tomaban parte antiguos amigos de amplias ideas con gentes nuevas de limitadísimas orientaciones. Salí de allí con la cabeza caliente y los pies fríos. Tuve que soportar una regular jaqueca de providencialismo político y, naturalmente, sufrí las consecuencias. Estoy maravillado. No pasan días por las gentes. No hay experiencia bastante fuerte para abrirles los ojos. No hay razón que los aparte de la rutina.

Como los creyentes que todo lo fían a la providencia, así los radicales, aunque se llamen socialistas, continúan ponien­do sus esperanzas en los concejales y diputados y ministros del respectivo partido. «Nuestros concejales harán esto y lo otro y lo de más allá.» «Nuestros diputados conquistarán tanto y cuanto y tanto más.» «Nuestros ministros decretarán, crearán, transformarán cuanto haya que decretar, crear y transformar.» Tal es la enseñanza de ayer, de hoy y de ma­ñana. Y así el pueblo, a quien se apela a toda hora, sigue aprendiendo que no tiene otra cosa que hacer sino votar y esperar pacientemente a que todo se le dé hecho. Y va y vota y espera.

Tentado estuve de pedir la palabra y arremeter de frente contra la falaz rutina que así adormece a las gentes. Tentado estuve de gritar al obrero allí presente y en gran mayoría:

«Vota, si, vota; pero escucha. Tu primer deber es salir de aquí y seguidamente actuar por cuenta propia. Ve y en cada barrio abre una escuela laica, funda un periódico, una biblioteca; organiza un centro de cultura, un sindicato, un círculo obrero, una cooperación, algo de lo mucho que te queda por hacer. Y verás, cuando esto hayas hecho, como los concejales, los diputados y los ministros, aunque no sean tus representantes, los representantes de tus ideas, siguen esta corriente de acción y, por seguirla, promulgan leyes que ni les pides ni necesitas; administran conforme a estas ten­dencias, aunque tu nada les exijas; gobiernan, en fin, según el ambiente por ti creado directamente, aunque a ti maldito lo que te importe de lo que ellos hagan. Mientras que ahora, como te cruzas de brazos y duermes sobre los laureles del voto-providencia, concejales, diputados y ministros, por muy radicales y socialistas que sean, continuarán la rutina de los discursos vacíos, de las leyes necias y de la administración cominera. Y suspirarás por la instrucción popular, y conti­nuarás tan burro como antes, clamarás por la libertad y tan amarrado como antes a la argolla del salario seguirás, de­mandarás equidad, justicia, solidaridad, y te darán fárragos y más fárragos de decretos, de leyes, reglamentos, pero ni una pizca de aquello a que tienes derecho y no gozas porque ni sabes ni quieres tomártelo por tu mano.

«¿Quieres cultura, libertad, igualdad, justicia? Pues ve y conquístalas, no quieras que otros vengan a dártelas. La fuerza que tú no tengas, siéndolo todo, no la tendrán unos cuantos, pequeña parte de ti mismo. Ese milagro de la polí­tica no se ha realizado nunca, no se realizará jamás. Tu emancipación será tu obra misma, o no te emanciparás en todos los siglos de los siglos.

«Y ahora ve y vota y remacha tu cadena.»

“Solidaridad Obrera”, Gijón, 25-XII-1909

Fuente: http://www.alasbarricadas.org

Gran espicha abstencionista fin de elecciones

images (3)Desde la Moceda Llibertaria de Asturias convocamos a todos los abstencionistas asturianos – y al que se quiera sumar – a una gran espicha de celebración del triunfo electoral que los que no vamos a las urnas cosecharemos nuevamente el próximo 25 de Mayo, jornadas de Elecciones Europeas.

Como viene siendo habitual en las elecciones, los abstencionistas cosecharemos un triunfo importante al sumar más votos que el partido que obtenga la lista más votada, pero esta vez vamos más allá: según encuestas y sondeos propios – y también de los demás, que somos un poco parásitos en ese aspecto – el 25M lograremos más cuota de poder (poder que detestamos y por lo tanto no vamos a ejercer) que todos los partidos políticos juntos ya que la abstención pasará en esta ocasión, del 50%.

Por ello convocamos una gran espicha abstencionista en el Parlamento Asturiano para el próximo 25M a las 20:30 horas. En principio estará cerrado pero estamos negociando con el conserje el que nos ceda las llaves ya de tarde, seguras de nuestro triunfo. De todos modos, si no hay acuerdo, lo tomamos al asalto cual Palacio de Invierno.

¡¡No te lo puedes perder!! Habrá:
–Sidra asgaya
–Bollinos preñaos vegetarianos (de coles de bruselas)
–Emapanada de Zamburiñas
–y 77 platos. El objetivo es que haya más platos y farturas que en la boda del Rey Joffrey, pero sin que nadie se muera atragantado (que si no lo sabéis se muere Joffrey atragantado y le echan las culpas a Tyron).

Cual evento astur-medieval, contaremos con un montón de actividades que harán las delicias de jóvenes y adultos, siendo el plato fuerte de la noche una competición entre Areces y Cascos sobre quién come más manzanas asadas. Tenemos 75 kilos de Golden, esperamos que sea bastante.

P.D: Ángel González, bonito, tú igual que Rod y Tod, estás excluido.

YA SABES, SI ERES ABSTENCIONISTA, ESTA ES TU ESPICHA.

P.D2: Si votas no te quejes, estás excluido también, hay que estar a las duras y a las maduras y no todo va a ser jauja con los que nos roban y niegan el pan y la sal.

El Poder prepara el terreno del voto obligatorio para ahogar la abstención creciente

El Poder oculta los altos índices de abstención (más del 50%) y prepara el terreno para que el voto sea obligatorio

ABSLas cifras de abstención han ido experimentando en España crecimiento progresivo desde 1987, especialmente en los comicios europeos.En 1987, un año después de que España ingresara en la Unión Europea (UE), entonces Comunidad Económica Europea (CEE), la abstención fue del 31,48%. Pero dos décadas más tarde, apenas transcurrida una generación, el dato creció más de 20 puntos en la convocatoria de 2009, hasta el 55,1%.en 2004, el porcentaje de electores que decidió no participar en estos comicios se incrementó considerablemente, siendo de casi 20 puntos más que en la anterior convocatoria: en junio de 2004, un 54,86% optó por no votar en las elecciones europeas.

Esta tendencia  tiene todo tipo de análisis según el enfoque del autor. Lo cierto es que el paro, el desencanto por la política, la lejanía de las instituciones europeas… son elementos que cuentan. Además, cada vez son más las personas que empiezan a ver que el sistema parlamentario representativo es una farsa que solo sirve para dar legitimidad popular a un Poder económico y estatal cuyos intereses son contrapuestos al de los trabajadores.

Es cada vez más habitual ver en los medios de comunicación informaciones electorales sobre resultados, participación, datos estadísticos y comparativos… pero hay un mayor silencio sobre las altas cifras de abstención. No quieren reconocer que el sistema no tiene un verdadero respaldo popular y prefieren obviarlo. Por otro lado, desde el poder mediático y político se empiezan a lanzar mensajes sobre la necesidad de cambiar la legislación para que el voto sea obligatorio, como ya ocurre en Bélgica, Chipre, Grecia y Luxemburgo. Al tiempo.

Los anarquistas siempre hemos denunciado la farsa electoral y la participación parlamentaria como vía de transformar la realidad. Por eso siempre hemos pedido la abstención activa, como mensaje político, crítico con un poder basado en la explotación y la miseria de la gran mayoría. Hemos recopilado todos los artículos y propuestas desde el ámbito anarquista que argumentan nuestra postura abstencionista en general y en particular en las próximas elecciones europeas. Puedes verlo aquí:. ESPECIAL ABSTENCIÓN ACTIVA