Democracia representativa, ritual, estado y poder político

Articulo del grupo Tierra de la FAI en donde explica el surgimiento de ‘Podemos’

votar-300x160El capitalismo, el contrato social y el estado moderno

Las bases económicas y políticas de los estados modernos fueron ideadas en un principio por aquellos ilustrados que querían establecer un nuevo sistema económico y político que rompiese con el orden absolutista monárquico, y conducir a la humanidad a nuevos campos del desarrollo social, económico, político y científico. Libertad, igualdad y fraternidad fueron los lemas de la revolución francesa, Tout pour le peuple et par le peuple (“Todo para el pueblo y por el pueblo”) de los Jacobinos y Government of the people, by the people, and for the people (“Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”) de Abraham Lincoln como base de la creación de los Estados Unidos, primer parís cuya constitución se basa en los principios liberales.

Sigue leyendo

Anuncios

El “terrorismo anarquista” amenaza el traspaso de la Corona

black-40734_640Según se comenta, la Casa real y el Gobierno están preparando una coronación que podría definirse como de perfil bajo. Sin excesos ceremoniales, carrozas ni demás boato habitual en todas las monarquías del mundo. No habrá invitados extranjeros, se suprimirá el tradicional Tedeum para darle un tono laico y hasta se insinúa que el Borbón de relevo tomará la corona vestido de paisano. El rey padre ni siquiera asistirá, la reina madre quiere asistir pero está por ver que la dejen, las infantas –imputadas o sin imputar– no estarán presentes y a Urdangarín tampoco se le espera. En fin, un acto triste y deslucido, insólito en una monarquía que se precie. La derecha está molesta y con razón. ¿Qué puede ofrecer una monarquía sino boato y esplendor?

Sigue leyendo

Algo debe cambiar para que todo siga igual

 

descarga

Marcelo Latorre.

Cuando Chevalley di Monterzuolo llega a Donnafugata y ofrece a Don Fabrizio la posibilidad de ser senador del nuevo Reino de Italia, éste rechaza la oferta, alegando que está demasiado ligado al antiguo régimen. Es entonces cuando Chevalle recita la famosa frase de El Gatopardo: «Algo debe cambiar para que todo siga igual». Esta sentencia define perfectamente lo que está ocurriendo en España. El primer “cambio” ha sido la sorpresa del partido Podemos, una formación política liderada por profesores universitarios y pequeñoburgueses que han estado encerrados en el laboratorio de la facultad de Políticas de la Complutense hasta que han parido su proyecto mesiánico. Son listos y han recogido el descontento popular y a algunos despitados del 15M. Ya veremos en que queda su rebeldía cuando pisen moqueta y tengan coches oficiales.

Hoy hemos tenido otra noticia, la abdicación del rey, otro “cambio” del que se hablará mucho y durante largo tiempo y que, si la marea tricolor no lo para, nos alumbrará una monarquía rejuvenecida, bien asesorada por una reina experta en imagen y comunicación y que le dará “larga vida al Rey” y a la institución heredera de Franco, que será, si cabe, más democrática aún que la de Juan Carlos, el monarca que nos salvó de Tejero y la involución.

¿Cambios reales, profundos? No. La situación politica, económica y social ha llegado a tal punto de degradación y corrupción que su propia dinámica estaba llevando a la gente hacia planteamientos antaño llamados subversivos. Pero el poder, nuevamente inteligente, ha sabido cortar por lo sano, aplicando esa gran enseñanza que les procuró Lampedusa de “algo debe cambiar para que todo siga igual”. Sospechosos cambios intensos en tan poco tiempo. Lo cierto es que tal parece que a España está llegando una revolución, una transformación profunda. Las calles se han llenado de banderas tricolores y las masas se han echado a las plazas para, como en aquel también esperanzador 14 de abril de 1931, lanzar sus gritos de esperanza por un mundo mejor.

Es terrible jugar con las pocas esperanzas de la gente ante un sistema explotador, anulador e inamovible. Pero es preciso decirlo: no habrá cambio. O mejor, algo cambiará para que todo siga igual, para que los señores del poder económico y político sigan viviendo a costa del trabajo y la riqueza que producimos los demás manteniendo una cáscara de legitimidad democrática y popular.

Desengáñense. No habrá cambios profundos, ni revolución ni una nueva era. Sólo han tocado la epidermis del sistema. El paro seguirá, la explotación persistirá, la desigualdad será aún mayor, la represión se intensificará y, cuando nuestros nuevos representantes, más de izquierdas, menos monárquicos, levanten nuevamente su porra contra la protesta del que no se resigna al “cambio” dirán: “ya te hemos dado más de lo que te merecías”.

 

 

 

 

 

¿Monarquía, República… o Acracia?

“Hijo de la Noche” ha hecho un buen trabajo sintetizando textos de Anselmo Lorenzo sobre un tema de rabiosa actualidad en este momento “Monarquía, República o Acracia”. Consideramos imprescindible -dice-  leer, o releer, el mensaje de nuestro Anselmo Lorenzo una vez más. No hay diferencias entre lo que proponen lo unos, y lo que están proponiendo los otros…

 

1907649_1424623061148743_7931407583355360187_n“Si los errores y falsedades no fuesen destruidos por la verdad, quedaríais anulados para la lucha… Es necesario ir o con la república al retroceso o al estancamiento, o con la acracia a la revolución social y a la reintegración de nuestro derecho en el patrimonio universal”

“Los que os llaman a la política, quieren separaros de vuestra Política, quieren anularos como clase, quieren anular vuestro ideal de emancipación, se oponen a que vosotros aspiréis a redimiros del salario, a emanciparos de la eterna obediencia, a abriros el campo del saber, a desarrollar todas las bellas disposiciones que la naturaleza puso en vosotros y que la explotación atrofia, quieren, no más, ataros al carro de su orgullo, de su superioridad y de su soberbia para que solo hagáis acto de soberanía el día de las elecciones votándolos para que os manden”

“¿Qué nos proponen los republicanos?, quieren que abandonemos nuestra misión reivindicativa, progresiva y justa, para que nos inscribamos en el censo de su partido y, como buenos ciudadanos, asistamos a sus reuniones, tomemos parte en las elecciones de sus comités, admiremos la elocuencia y sabiduría de sus prohombres, aplaudamos sus discursos y llenemos los ecos con las aclamaciones de nuestro entusiasmo; esto durante el periodo de elaboración hasta la proclamación de la república.

Después quieren que votemos nuestros Ayuntamientos, nuestras Diputaciones provinciales, nuestras Cortes, constituyentes y legislativas, y llegarán hasta declararnos a todos desde veinte o veinticuatro años en adelante electores y elegibles, porque en la república, si no lo arreglan de otro modo los sabios, todos seremos ciudadanos iguales ante la ley, y por consecuencia, en una misma urna electoral se encontrarán fraternalmente reunidos los votos del noble, el cura, el militar, el propietario, el industrial, el rentista, el hombre de carrera, el obrero, el labrador, el peón y el gañan; pero estos últimos.. “entregados desde la más tierna edad al trabajo y careciendo de todo medio de ilustración, trabajarán siempre, y, como única participación en los beneficios democráticos, votarán a sus gobernantes. Tampoco pueden hacer otra cosa, ya que ignoran las leyes en que se basan la constitución y administración de los pueblos, a causa de la proverbial forma de embudo que los ciudadanos desde burgués arriba han dado al famoso pacto social”. Por eso los ricos y los sabios son, naturalmente, los llamados a tener por el mango la sartén democrática”.
Anselmo Lorenzo
Link texto completo aquí: https://drive.google.com/file/d/0B5dtC8uw-NDqVVNWcXZGNmluQTg/edit?usp=sharing
O aquí:http://es.scribd.com/doc/209440004/Anselmo-Lorenzo-Acracia-o-Republica

Un rey cínico y una res-pública que no esperamos. Huelga General Ya!

10426819_1431032870498665_2139910766479852046_nNosotras os mostramos hoy este análisis no demasiado profundo de lo que supone la monarquía, la república y un proceso constituyente..

¿Para qué república? ¿Para qué un proceso constituyente? ¿Esque no se aprende la lección de la pepa? ¿es que no se ha  reflexionado de lo que hizo la fuerza repúblicana contra los y las campesinas, contra los y las obreras, contra las corrientes libertarias que pedían y exigían pan y justicia social?

¿Para qué una constitución? ¿ leyes para una nueva dictadura? .. nosotras persuadimos y objetamos que no deseamos ni necesitamos ni reyes, ni reinas , ni tiranos,ni tiranas,  pero tampoco deseamos ni necesitamos gobernantes de la res-pública , ni gobiernos de nada, tan dictadores y tiranos como sus predecesores , gobiernos imperialistas, gobiernos monárquicos o feudales , gobiernos burgueses o gobiernos proletarios.

Nosotros luchamos contra el monopolio económico, contra la clase parasitaria, contra el machismo y el patriarcado, contra el racismo y la exclusión por condición económica , social, etc..   luchamos hacia la emancipación , combatimos por la abolición de clases sociales, por  la abolición de salarios, por la abolición del Estado, llamesé liberal, de derecho, de bienestar.o de funcionarixs burócratas ..luchamos hacia un fin, la libertad. Luchamos por la humanidad libre y la sociedad solidaria.

Estamos hasta los ovarios de privilegios, de monopolios económicos, privados y estatales.  No queremos jerarquías , que es la base de la corrupción..

Nuestrxs enemigxs siguen siendo lxs mismxs de siempre, el capital, el Estado, la religión y la sociedad burguesa,  la sociedad alienada, el aburrimiento y la rutina…nuestra enemiga es la pasividad, la educación oficial para hacernos imbéciles y  resignadxs, nuestra enemiga es  la educación para la competitividad. Nuestra enemiga es el presidio y la celda de castigo. Nuestra enemiga es el la autoridad, ya sea autoridad de papas, reyes, republicanos / demócratas. Nuestro enemigo es el capitalismo, y es el poder  de los gestores de este, el poder de los sindicatos verticales vendidos y corroidos..un enemigo autoritario y servil a la vez.

No compartimos dogmas establecidos para envilecer y mentir,  no compartimos ni ideologías autoritarias para oprimir, reprimir , ni satisfacer las ansias de dominio. Odiamos a los perros del Estado, obedientes violentos policias mercenarios. Cocainómanos de mierda perdidos..así salen a la voz de sus amos, para defender su ración y proteger los privilegios de una clase mil veces maldita,  golpeando, torturando y asesinando a la disidencia.

No compartimos la justicia burguesa, ni los códigos de derecho romano, que valen menos que el orín de las musarañas. Jueces y fiscales del Estado, no sois nada, vuestra decadencia se hace notar. Os sostenéis gracias al terror y la mentira.. habéis condenado a la muerte en vida a miles de presxs políticxs..pero la JUSTICIA, está por llegar.

No velamos por divinidades espiritosas, ni adoramos al nuevo dios dinero; No alabamos a fantasmas creados por la ignorancia y el miedo, y denunciamos las mentiras y las conductas asquerosas de los representantes de la iglesia, de la mezquita o de los templo-cárceles de las diversas religiones. No existe lo sagrado, cuando hay 5.000 millones de muertos por inhanición, a causa de la mala organización social, a causa del Estado-capital y la basura de las religiones. No existe lo espiritual, cuando la explotación del hombre sobre el hombre sigue vigente. No existe la bendición cuando el patrón manda y los obreros obedecen, no existe la redención cuando los banqueros ladrones y los políticos estafadores , los timadores modernos, revientan a la gente día tras día.
No existe meditación espiritual que valga cuando los culpables de guerras, hambre y miseria salen indemnes de los crímenes perpetuados.Somos complices de la barbarie consumista y explotadora y somos “pecadores” de servilismo y cobardía.. Nos falta valor para retar a las fuerzas reaccionarias y opresivas, no falta número y fuerza, nos falta unidad. Estos cuatro elementos para un movimiento social de transformación están arrancando,..poco a poco se re-organizan las fuerzas del porvenir.

No velamos por exclusivismos en la ciencia, en la búsqueda de la verdad o en la indagación de los principios universales.. No nos guiámos por derroteros sin la crítica y la duda y como no la auto-crítica, ni por intereses creados, para dividir ..

Abogamos por las luchas antidesarrolistas y ecológicas. Abogamos por las formas armónicas y equilibradas de conviencia.. (reconozco que esta pantalla me roba horas, al igual que el capital , el Estado y la sociedad “moderna” me roban horas de estar, de convivir y compartir con mis amigxs y queridxs seres)..

Odiamos los partidos políticos y la prensa oficial. Odiamos la monarquía y odiamos la república. Odiamos su democracia.. y su otra cara la dictadura. Porque en democracia se usa  la libertad a condición de no usarla. Pero no basta con odiar. Ejercitemos la espontaneidad y la organización.

Demostremos que la violencia no es monopolio del Estado, que el terrorismo que sufrimos a diario se vuelva en terrorismo contra la domesticación y tomemos como arma la palabra hablada o escrita , demos el verdadero paso hacia la transformación social, provoquemos la revolución social..la lucha es el único camino para conquistar la libertad,  la igualdad , la justicia anheladas y nunca tenidas…porque  sin libertad no hay vida plena.

Hacia la huelga mundial salvaje e indefinida!

Contra el Estado y el capital, rebelión,  boikot y sabotaje!

Muerte a la tradición,  muerte al progreso y al mundo reaccionario!

Muerte a lo viejo! Viva lo nuevo!

Salud, autogestión y libertad!

An-arquía.
http://muertealestadorevolucionsocial.wordpress.com
Fuente: Portal Oaca

 

Ni monarquía ni república. Revolución social

Que la izquierda no cuente con los anarquistas para un cambio de régimen político. Nos tendrá a su lado cuando propongan la abolición de todo gobierno.

revientaloEl Poder, representado en el Estado, ha movido ficha y ha jugado bien su partida. Las últimas elecciones europeas han dejado claro que el bipartidismo que apoyó la llamada transición (aunque no hay que olvidar al PCE) está en crisis. Es por ello que el Estado teme que las próximas elecciones generales lleven al poder opciones republicanas y, al igual que pasó el 14 de abril de 1931, los borbones se tengan que marchar. Con la abdicación de Juan Carlos, como previamente hizo con él su padrino Franco, se deja “atada y bien atada” la institución monárquica.

Sin embargo, la izquierda está pidiendo a gritos un referéndum y la III República. Los anarquistas no queremos ni monarquía ni república. No queremos Estado, lo maneje un rey hereditario o un presidente electo. El problema es el Estado, el sistema que mantiene la explotación y la desigualdad, sea quien sea su titular..

Muchos de los que defienden la III República lo hacen desde supuestas posiciones radicales, transformadoras. Pero lo que defienden es una concepción burguesa y reformista. Ni las repúblicas que ha habido en España ni los reyes han gobernado para el pueblo, que exige cada vez más autogobernarse, autogestionarse y no ceder a sus supuestos representantes soberanía alguna.

Lo importante es no volver a caer en la misma trampa que fue la II República, un régimen que no cambió un ápice la situación de la clase trabajadora y mantuvo intacto el régimen burgués y capitalista y su principal instrumento: el Estado. Lo relevante es seguir luchando desde abajo para acabar con el Estado y el Capital, contra la monarquía y la república, contra todo poder y gobierno.

Que la izquierda no cuente con nosotros para un cambio de régimen político. Nos tendrá a su lado cuando propongan la abolición de todo gobierno.

Ni Felipe VI ni III República, revolución social.

Grupo anarquista asturiano Higinio Carrocera