Amadeu Casellas: “Las muertes por sobredosis y los suicidios en las cárceles están inducidas por el Estado”

IMG-20140620-02220Amadeu Casellas, el anarquista que estuvo preso 22 años por haber expropiado bancos en su juventud para ayudar a familias con problemas económicos estuvo ayer en Oviedo presentando su libro “Un reflejo de la sociedad. Crónica de una experiencia en las cárceles de la democracia”, en un acto organizado por el Ateneu LLibertariu d’Uviéu. Casellas habló de su vida en las cárceles españolas, de sus luchas, de la organización de los presos y denunció el régimen penitenciario estatal, a quien sin tapujos acusa de inducir las muertes por sobredosis y los suicidios de los presos.

Casellas ya había estado en Oviedo en 2010, justo después de salir de la cárcel y regresó ayer para presentar su libro. El acto fue en la CNT de Oviedo y al mismo asistieron numerosas personas que le hicieron muchas preguntas al finalizar su exposición.

El expresidiario anarquista empezó contando cómo acabo en la cárcel: “En 1973 la CNT era ilegal y yo era militante. Mis comienzos fueron en Vic (Barcelona) y propuse a los compañeros expropiar bancos para obtener fondos para luchar, pero en CNT lo rechazaron, por lo que me uní a grupos más radicales y fuimos a por bancos, que son los que nos roban a nosotros. Reoartíamos el dinero, una parte iba para la infraestructura del grupo y el resto para familias necesitadas. Solíamos obtener entre un millón y tres millones de pesetas, que en esa época era mucho.  Las familias podían vivir un año sin preocuparse con lo que les dábamos. Un padre de familia nos había pedido un rebaño de ovejas y después del atraco fuimos a comprárselo. Le solucionamos la vida.”

Finalmente, en 1979, son apresados y entran en la cárcel modelo de Barcelona. Mientras tanto, algunos miembros del grupo se habían enganchado a la heroína. “Cuando llegamos a la cáscel había todavía carceleros franquistas, con uniformes militares y lo primero que hicieron fue darnos una paliza “por anarquistas”. Funcionaba por parte de algunos presos la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha) y entré allí a trabajar. La situación en la cárcel era penosa. Muchos dormían en el suelo, las celdas estaban hacinadas y las condiciones eran inhumanas, conviviendo con chinches y ratas. Copel era partidaria de organizar motines pero siempre acaba todo peor, porque los carceleros lo usaban como excusa para reprimirte más. Así que nosotros propusimo s hacer huelgas de hambre y de brazos caidos para paralizar la cárcel. Hicimos una primera huelga de hambre pidiendo la reorma del Códogo Penal franquista y la derogación de la Ley de Vagos y Maleantes. La huelga se hizo en septiembre de 1982 y nos apoyaron otras prisiones. En la primavera de 1983 se hizo la reforma y gracias a ello se excarcelaron muchísimos presos, se limitó la prisión preventiva y se anuló la Ley de Vagos y Maleantes. La victoria nos da alas para nuevas protestas.”

Huelga de brazos caídos

“En 1986 –explica Casellas- hicimos una huelga de brazos caídos. Por entonces el Sida se había introducido a lo bestia en las cárceles y usaron a los presos para probar las primeras retrovirales. Caían como escombros. Intentamos hacer otra huelga de hambre pero los presos estaban la mayoría enfermos y con las defensas bajas, así que decididmos no trabajar y paralizar la cárcel. También ganamos esta batalla y conseguimos otras mejoras, como las comunicaciones directas una vez al mes. Instituciones Penitenciarias quiere entonces dispersarnos para evitar nuevas protestas sin darse cuenta de que esa medida nos favorece porque enseñamos a otros presos del Estado a organizarse.”

Llega la década de los 90 y Juan Antonio Belloch (PSOE), ministro de Justicia (hoy alcalde de Zaragoza) crea el régimen FIES (Ficheros Internos de Seguimiento Especial). Prosigue Casellas: “Estaba dedicado a nosotros porque si te lo aplican vas para una celda de aislamiento, te intervienen el correo, limitan tus llamadas…”.

También se crea el CIRE, una empresa que gestiona los trabajos de los presos que antes se desarrollaban en economatos, Convierten las tiendas baratas en boutiques  y por supuesto doblaron los precios. En el libro Casellas da nombres y apellidos de los que se enriquecieron con este negocio. “Intentaron llevarme a juicio pero yo les denuncié a ellos y prefirieron no seguir con el pleito. Son funcionarios que con su sueldo normal viven como ricos, con coches de alta gama. Son una organización piramidal y facturan 24 millones de euros al año de los cuales 23 millones se los quedan los mandos intermedios y directivos que no hacen nada y el resto los presos.”

Las fugas

Amadeu Casellas se fugó en varias ocasiones. Una fue en la cárcel de Figueras y también se dedicó a explicar a otros presos las mejores maneras de fugarse. Tuvo algunas fugas exitosas y otras tantas abortadas. En el acto de presentación del libro explicó algunas de las más rocambolescas.

Casellas denuncia públicamente en los actos a los que es invitado que las muertes por sobredosis de drogas de presos que se reflejan en la prensa “son inducidas por la propia institución penitenciaria. “Te dan metadona al entrar y ansiolíticos y otras drogas legales y van aumentando la dosis. Te saturan de drogas y así mueren muchos. Es verdad que hay drogas ilegales, pero en pequeñas cantidades. Lo que consiguen con esta política, en la que colaboran médicos y psiquíatras de la prisión, es tener un patio tranquilo y evitar que el preso piense. Con los suicidios ocurre lo mismo. Muchos se podrian evitar. Yo acuso al sistema penitenciario de ser responsable de estas muertes porque la mayoría se producen por abusos ya arbitrariedades de los carceleros”.

La lucha de Casellas acabó finalmente con su libertad, ya que en una de las huelgas de hambre pidió revisión de condena y se dieron cuenta de que había cumplido ocho años más de los que le correspondían. . En poco tiempo se detecta también que 23 presos más estaban también con exceso de años, aunque la prensa lo silenció. “En la cárcel hay muchos presos que cumplen más condena de la que tienen, pero son anónimos y no tienen dinero para demostrar su inocencia”.

El ex-preso anarquista explicó algunas luchas más que desarrollaron con éxito. Así denunciaron que trabajaran sin cotizar y obtuvieron el reconocimiento de la Seguridad Social en los talleres de presos de toda España . En marzo de 2010 Amadeu Casellas obtiene la libertad. Desde entonces ha mantenido el contacto con los presos, a los que anima en la lucha y ayuda a organizarse, aunque el perfil de los presos de ahora ha cambiado “está entrando gente que no son delincuentes, alcohólicos, manifestantes de protestas…) y que están solos y poco concienciados. Si no tienes recursos te olvidan.”

Casellas denunció también el enriquecimiento de algunas empresas españolas con el negocio de las cárceles. Uno de los empresarios que cirta es Florentino Pérez “que es el que construye las prisiones y por las que gana 130 millones de euros por cada una que hace”. También menciona a El Corte Inglés, que lleva a cabo toda la producción textil en las cárceles, explotando a los presos y enriqueciéndose gracias a ello. Denuncia también al hijo de Jordi Pujol y a su mujer, Ferrusola, que fue gerente del Cire”.

El libro se puede pedir a la editorial El Grillo Libertario. Parte de los ingresos obtenidos por su venta se destinarán a la reconstrucción del CSOA de Can Viés.

Anuncios

Un pensamiento en “Amadeu Casellas: “Las muertes por sobredosis y los suicidios en las cárceles están inducidas por el Estado”

  1. Pingback: Amadeu Casellas: “Las muertes por sobredosis y los suicidios en las cárceles están inducidas por el Estado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s