Maximilien Rubel, a medio camino entre Marx y Bakunin

El taller de lectura Estudio Anarquista debate este sábado sobre “Marx, teórico del anarquismo”

rubelEl próximo sábado, 21 de junio, tendrá lugar una nueva jornada del taller de lectura del Estudio Anarquista en el cual se analizará un texto del marxólogo Maximilien Rubel titulado Marx, teórico del anarquismo. El taller se realizará en el parque San Julián de los Prados (Santullano, Oviedo), justo detrás de la iglesia prerrománica.a las 17:30 h. Rubel  fue un marxólogo austríaco naturalizado francés, consejista y marxista.

Según recogemos en Wikipedia, fue educado en leyes y filosofía en Vienna y Chernivtsi antes de trasladarse a Francia para tomar estudios de alemán en la Sorbonne, donde recibió su licence-dès-lettres en 1934. Se convirtió en ciudadano francés en 1937, y poco después comenzó a publicar la revista literaria Verbe-Cahiers humains, antes de ingresar al Ejército Francés. Debido a sus orígenes judíos, Rubel vivió c
ladestinamente en París durante la ocupación de Francia de los nazis.

En sus encuentros con miembros marxistas del movimiento de resistencia en este entorno, Rubel
quedó, según se dice, asombrado por la incoherencia y confusión que rodeaba a Karl Marx y su llamado socialismo científico. En circunstancias difíciles Rubel se puso a trabajar para lograr comprender la vida y el trabajo de Marx. Fue Rubel quien difundió el término «marxología» para referirse al acercamiento erudito sistemático de Marx y del marxismo, en los cuales vio una total diferencia.

Después de la guerra, Rubel continuó su investigación, primero publicando sobre Marx en 1946, y recibiendo un doctorate-dès-lettres de la Sorbonne en 1954. Se unió al Centre d’études sociologiques en el Centre national de la recherche scientifique en 1947, y se retiró como Maître de recherche honoraire en 1970. Rubel publicó mucho sobre Marx: más de 80 títulos. Él combinó lecturas controversiales de Marx con erudición rigurosa, y fue frecuentemente polémico en sus críticas a las ideologías del marxismo, las cuales a menudo contrastaron con una opinión de liberación de la clase trabajadora, lo que enfatizó al movimiento propio de los mismos.

Rubel desarrolló una interpretación iconoclasta propia, pues se oponía al trabajo asalariado -considerado como una forma moderna de esclavismo- y al Estado, sin por eso ceder a la pasión destructora de Bakunin.

Con relación a su compromiso político anti-capitalista, Rubel apoyaba al movimiento feminista y al movimiento ecologista (particularmente antinuclear).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s